0

Trabajo, Mercado y Comercio

El desarrollo del derecho social en el siglo XX se fundó en la idea de establecer mecanismos obligatorios que compensaran un desequilibrio sustancial entre el capital y el trabajo. Ante la potencia y fuerza del capital nació un conjunto de normas (convenios internacionales multilaterales y bilaterales, cartas sociales regionales, leyes y regulaciones nacionales) cuyo objetivo fue dotar al trabajo organizado de una fuerza tal que permitiera a empresarios y trabajadores negociar dentro de rangos amplios en un contexto de poderes equivalentes.