0

La economía de gueto de Francia

Los jóvenes que están devastando Francia se dan cuenta de que carecen de futuro. Por eso queman coches, pero, ¿cuántos políticos franceses se dan cuenta de que su querido "modelo social" tiene en parte la culpa?

Los inmigrantes pobres de segunda generación en Francia carecen de perspectivas económicas por dos razones principales. En primer lugar, la economía crece demasiado despacio. Como en la mayor parte de la Europa continental, los resultados económicos han sido profundamente decepcionantes a lo largo de los dos últimos decenios, pero Francia ha logrado quedar peor aún que sus vecinos.

Durante el período comprendido entre 1980 y 2000, sólo dos países de la OCDE –Alemania y Grecia– registraron un crecimiento más lento que Francia en renta por habitante, pero Alemania tuvo que soportar los enormes costos y el trauma de la reunificación con la Alemania oriental. Grecia se vio afectada por las guerras en los Balcanes. ¿Cuál es la excusa de Francia?

En segundo lugar, el crecimiento que hay en Francia, sea el que fuere, no llega hasta los pobres. Muchos jóvenes inmigrantes de segunda generación están virtualmente excluidos del mercado laboral. La media de desempleo lleva años atascada en torno al 10 por ciento... una de las tasas más altas de la OCDE, pero la tasa de desempleo es de más del doble entre los jóvenes y llega al 40 por ciento y más entre quienes abandonan la escuela sin concluir los estudios en las banlieues, que han llegado a ser zonas de desesperanza en las que da miedo entrar.