0

Cuatro pasos esenciales para el acuerdo de Copenhague

NUEVA YORK – La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Copenhague este año será el momento en la historia en que la humanidad pueda aceptar el reto y abordar la cuestión de manera decisiva. Las emisiones de gases de tipo invernadero, más allá de toda duda, deben reducirse radicalmente para impedir que el cambio climático se convierta en un caos climático.

En 2007, en Bali, las 192 Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático se comprometieron a iniciar negociaciones sobre una acción fortalecida contra el cambio climático. Este proceso ha de culminar en un ambicioso resultado negociado a fines de 2009, que necesita entrar en vigencia antes de enero de 2013.

Esto deja apenas nueve meses para concluir uno de los procesos internacionales de negociación más complicados en el mundo hoy. El año pasado, los negociadores desarrollaron una mejor explicación de lo que pretenden de los diferentes aspectos del plan de acción que acordaron en Bali, y recopilaron ideas y propuestas. El proceso político hoy ha alcanzado una fase en la que están surgiendo áreas de convergencia. Estas áreas formarán la base de un acuerdo borrador inicial, a presentarse en Bonn en junio.

Para entrar en vigencia en todo el mundo antes de 2013, el acuerdo de Copenhague debe cumplir los requisitos políticos de todos los países participantes. Para que esto suceda, es necesario esclarecer cuatro puntos políticos clave este año.