aerts7_Marko GeberGetty Images_telemedicine Marko Geber/Getty Images

Salud virtual para todos

BASILEA – La pandemia de la COVID-19 aceleró tremendamente el uso de las tecnologías digitales en el sector de la salud; para muchos de quienes ya no podían acceder a la atención en persona, los servicios de salud virtuales se convirtieron en una cuestión de vida o muerte.

Esta revolución no terminará con la pandemia, pero sin una administración seria, la brecha digital podría exacerbar las desigualdades en la salud. Sobre todo, para guiar al futuro de la salud virtual de tal forma que nadie quede fuera, tenemos que aprender de los últimos 18 meses y hacernos las preguntas adecuadas.

Ya desde los meses iniciales la pandemia produjo un desplazamiento masivo hacia los servicios virtuales de salud. En Francia, las consultas de telemedicina pasaron de 40 000 a 4,5 millones entre febrero y abril de 2020. En la India, las consultas de salud en línea por parte de personas de más de 50 años de edad aumentaron el 502 % el año pasado. La inversión mundial en salud digital se duplicó en términos interanuales en 2020, para alcanzar los 21 600 millones de dólares. Y las organizaciones no gubernamentales e intergubernamentales —desde la Comisión de la Banda Ancha para el Desarrollo Sostenible hasta la Organización Mundial de la Salud— se enfocaron más profundamente en esta cuestión.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/zo1fJQaes