Por quién doblan las campanas en Siria

PARÍS – Con cada semana que pasa, el conflicto sirio se parece cada vez más a la Guerra Civil Española. Las imágenes de aviones de combate lanzando bombas sobre civiles y destruyendo ciudades han convertido a Alepo en una versión moderna de Guernica, la ciudad inmortalizada en la obra maestra de Picasso. Pero los parecidos reales entre los dos conflictos hay que buscarlos en el comportamiento de los principales actores de la comunidad internacional, que una vez más, se han puesto en bandos diferentes.

De un lado están Rusia e Irán, cínicamente determinados a respaldar al régimen del presidente Bashar Al Assad. Del otro, las democracias establecidas, vacilantes y ambivalentes en su apoyo a los rebeldes. Huelga decir que en España, en 1930, la Alemania nazi y la Italia fascista dieron pleno apoyo a la rebelión comandada por el general Francisco Franco, mientras que las democracias ofrecieron (a regañadientes) su escasa ayuda a la República Española.

Pero las semejanzas no acaban allí. En aquella época, muchos sostenían que apoyar a los republicanos españoles implicaba ayudar a los (mucho más peligrosos) anarquistas y comunistas, en tiempos de creciente amenaza soviética sobre Europa. En este sentido, los “rojos” de ayer se han convertido en los “musulmanes fundamentalistas” de hoy.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/wh8T4XC/es;