0

Corrigiendo el Pacto de Estabilidad de Europa

El Pacto de Estabilidad de Europa, el cual soporta al euro estableciendo limitantes fijas al tamaño de los déficits presupuestales de los miembros del euro, está en problemas. El país líder de la Unión Europea (UE), Alemania, no logró cumplir con los compromisos que tiene con sus socios de la UE en cuanto a déficit se refiere. Además, utilizó su poder político para bloquear la llamada preventiva sobre su déficit que la Comisión de la UE ordenó de acuerdo a los términos del Pacto de Estabilidad.

Ahora Francia está agitando las cosas. El renuente país número dos de la UE ha anunciado, no oficialmente, que tampoco piensa cumplir sus promesas de reducción de déficit. Esto viene un año después de que la pequeña Irlanda recibiera una advertencia oficial acerca de su política fiscal, a pesar de que el presupuesto de Irlanda estaba en superávit, y con gran fuerza.

Así, cuatro años después de haberse firmado, el Pacto de Estabilidad parece estar tambaleante. Sin duda, Europa está ahora llena de discusiones acerca de dejarlo a un lado, así como discusiones acerca de cómo arreglarlo. Y con razón: el Pacto fue mal concebido y su implementación está mal diseñada.

No sólo es que el límite fijo de 3% que establece el Pacto para la relación déficit presupuestario-PIB es arbitrario, sino que también ignora el hecho de que cuando una economía reduce el paso, los déficits se incrementan automáticamente. Reconociendo tal hecho, los arquitectos del Pacto empeoraron las cosas al adoptar dos malas "soluciones". Introdujeron una cláusula de seguridad que permite a un país suspender el techo de déficit en caso de que haya una seria recesión, pero después definieron una recesión seria de tal manera que hicieron tal suspensión imposible en la práctica.