Espinosos esfuerzos de conservación

NAIROBI – Si a un animal le cayó en suerte ser una especie de salamandra conocida como el tritón manchado de Kaiser, que se encuentra únicamente en Irán, puede que su futuro parezca un poco más brillante. En el reciente encuentro de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), realizado en Doha, se votó una prohibición del comercio de estos reptiles, junto con una mayor protección de una serie de criaturas terrestres.

No obstante, si fuera un atún de aleta azul del Atlántico occidental, su ánimo sería definitivamente más sombrío. La historia es similar para varias especies de tiburones, entre ellos el oceánico de punta blanca, el tiburón martillo y el tiburón espinoso. A pesar de sólidas evidencias científicas que demuestran una pronunciada baja de sus poblaciones, ninguna de las propuestas de establecer controles más estrictos al comercio de estas especies marinas -junto con más de 30 especies de coral- logró la mayoría de dos tercios necesaria.

En el caso del atún de aleta azul del Atlántico occidental, varios países arguyeron que el ente de gestión actual -la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, en sus siglas en inglés)- es el que mejor puede abordar el problema. Varios de quienes propusieron reglas más estrictas para su comercio no se sintieron muy convencidos, y con razón.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/FPyvXPT/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.