buiter37_Frank Rumpenhorstpicture alliance via Getty Images_ecb Frank Rumpenhorst/picture alliance via Getty Images

Captura fiscal en el BCE

LONDRES – Desde el segundo trimestre de 2021 la inflación viene superando con creces la meta del 2 % de los bancos centrales en el Reino Unido, Estados Unidos y la zona del euro. Bien podríamos explicar esta suba por la inesperada gravedad y duración de la pandemia de COVID-19, las secuelas de la guerra de Rusia en Ucrania, y los reiterados errores de criterio del Banco de Inglaterra, la Reserva Federal estadounidense y el Banco Central Europeo.

Pero otra posible explicación es la supeditación de la política monetaria al dominio fiscal o la captura fiscal. Según esta interpretación, los principales bancos centrales se embarcaron en políticas agresivas para mantener bajas tasas de interés y comprar activos para apoyar las políticas fiscales expansionistas de sus gobiernos, aun cuando sabían que probablemente eso jugaría en contra de sus mandatos de mantener la estabilidad de precios, y que no era necesario para mantener la estabilidad financiera.

La interpretación de la «captura fiscal» es especialmente convincente en el caso del BCE, que debe lidiar con diversos países que enfrentan problemas de sostenibilidad de la deuda. Grecia, Italia, Portugal y España son fiscalmente frágiles, y Francia, Bélgica y Chipre también podrían enfrentar problemas de financiamiento soberano con la próxima contracción cíclica, cuando las tasas de interés libres de riesgo se normalicen y abandonen los niveles extraordinariamente bajos de la última década, o cuando la fijación de precios del riesgo soberano sea más realista.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/46YKCSSes