Cortafuegos de la libertad

Nueva York – Hasta los realistas más duros estarían de acuerdo con la afirmación de que el fracaso de la censura comunista jugó un papel en el colapso de la Cortina de Hierro: la Voz de América, la máquina de fax, el rocanrol y el atractivo del capitalismo occidental ayudaron a ganar las voluntades de los pueblos del Bloque Soviético.

En la actualidad, la Internet es depositaria de esperanzas similares, con grandes expectativas de que la abundancia de información en línea pueda generar el mismo tipo de fracaso de la censura en los estados autoritarios contemporáneos como el que vimos en Europa Oriental, y con los mismos resultados.

Estas expectativas no carecen totalmente de base, ya que la mayoría de los sistemas de censura de Internet no son perfectos. Sin embargo, si bien cualquiera con un poco de conocimientos  prácticos puede arreglárselas para encontrar una manera de burlar, digamos, la “Gran Muralla Cortafuego de China”, el filtrado de Internet es apenas una capa de la censura china a la red. También se complementa con un sistema cada vez más sofisticado de manipulación y distorsión de la realidad.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/pqCNuAu/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.