0

¿Un mercado de hackers?

NUEVA YORK – Nunca en la historia de la comunicación escrita pudieron 140 caracteres tener las repercusiones que pueden tener ahora. Hace dos semanas, después de conseguir el acceso a la cuenta principal en Twitter (@AP) de la Associated Press, el Ejército Electrónico Sirio publicó un tuit falso en el que informaba de dos explosiones en la Casa Blanca, en las que había resultado herido el Presidente Barack Obama. Al cabo de unos segundos, los mercados financieros de los Estados Unidos bajaron un uno por ciento, aproximadamente.

Unos minutos después, Twitter rebosaba de refutaciones. Los reporteros destinados en la Casa Blanca publicaron tuits en los que explicaban que no habían sentido explosión alguna y los reporteros de AP y la cuenta en Twitter sobre política de la AP anunciaron que la @AP había sido víctima de algún hacker. En su sesión informativa, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, confirmó que Obama no había sufrido ningún daño. Los mercados financieros volvieron a su nivel anterior al falso aviso.

El falso aviso en la @AP de Twitter representa un riesgo sistémico que no se puede eliminar, pues se debe a la íntima relación entre unos mercados financieros muy integrados y una comunicación de noticias cada vez más democratizada. Dados unos incentivos poderosos para que las partes maliciosas perpetren semejantes engaños, hemos de esperar que aumenten esos incidentes.

Los mercados financieros son vulnerables a la manipulación, porque su misión no es la de evaluar la verdad. Con frecuencia la compraventa de acciones favorece a los primeros en reaccionar, por lo que apresurarse, aun estando equivocado, puede ser rentable.