Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

higham1_getty images_green finance Getty Images

El lento camino hacia las finanzas verdes

OXFORD – Algunos de los actores más influyentes de la economía global están impulsando el cambio hacia un mundo más limpio, verde y sin emisiones, incluso en ausencia de medidas de gobiernos claves. Gigantes financieros de Europa, China, Japón, Estados Unidos, Australia y otros países ya ven los inminentes riesgos y recompensas, y no están a la espera de las señales que puedan dar las autoridades. El sector financiero está redirigiendo enormes flujos de dinero desde los combustibles fósiles a las tecnologías con baja emisión de carbono, al fijar prohibiciones inmediatas de nuevas inversiones en combustibles fósiles, separar entre productores de energías limpias o sucias, y deshacerse de carteras de valores poco atractivas.

Estas decisiones pueden tener un efecto dominó en las economías. Por ejemplo, considérese la división entre financiación estatal y privada para la energía en India. Según datos del Centre for Financial Accountability (Centro para la Responsabilidad Financiera), con sede en Delhi, los fondos primarios para financiar plantas eléctricas alimentadas con carbón cayeron un 93% entre 2017 y 2018, mientras los destinados a energías renovables subieron un 10%. La mayoría de los préstamos para proyectos carboníferos de 2018 procedieron de instituciones financieras controladas por el gobierno, mientras que tres cuartos de la financiación para las renovables provino de bancos comerciales privados.

De manera similar, bancos y operadores de bolsa en Japón han abandonado proyectos carboníferos en favor de las renovables, incluso cuando el gobierno se ha resistido a fijar una fecha de transición para superar la energía a carbón. Este año ya se han cancelado o postergado tres proyectos de centrales a carbón. Y, a nivel global, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) informa que la inversión en centrales eléctricas a carbón sufrió un desplome histórico en 2018, a medida que se iban abandonando más y más plantas generadoras a carbón.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/oCB7JvQes;