En contra de las excepciones francesas

La atención de Europa hoy en día está centrada, con razón, en la ampliación y en la constitución que los miembros de la UE están diseñando. Pero el resultado de varias escaramuzas galas con la Comisión Europea no serán menos importantes para determinar el destino de la nueva y ampliada Europa.

Francia ha decidido ignorar, de manera unilateral, el Pacto para la Estabilidad y el Crecimiento, al incurrir en un déficit previsto bastante por encima del límite del 3% del PIB. A los franceses les gusta proclamar el rigor racional de su pensamiento, pero en lo que se refiere a déficits, Descartes cede su lugar a la ofuscación.

Francia estuvo entre los críticos principales de Irlanda cuando, en 2000, el gobierno irlandés redujo su superávit presupuestal, que en ese entonces era del 4% del PIB, en apenas un 0.5%. Otros países han violado el Pacto de Estabilidad, pero Francia es el primero que lo hace con una actitud abierta de desafío presuntuoso .

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/4G5IWr2/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.