0

La lucha contra el "nuevo" terrorismo

A medida que se acercan las elecciones presidenciales en los EU, los críticos de George W. Bush afirman que la guerra de Irak empeoró el problema de combatir al terrorismo. Es una acusación grave porque el mundo necesita una estrategia más amplia en contra de ese fenómeno.

El terrorismo no es algo nuevo ni es un enemigo único. Es un viejo método de lucha que a menudo se define como el ataque deliberado en contra de inocentes con el fin de sembrar el miedo. Los atentados contra Nueva York y Washington en 2001 fueron la dramática intensificación de un fenómeno añejo. Sin embargo, actualmente el terrorismo es diferente de lo que solía ser.

Hoy en día, los instrumentos de destrucción masiva son más pequeños, menos costosos y más fáciles de obtener. En los atentados de Madrid en marzo se utilizaron teléfonos celulares para detonar los explosivos. Secuestrar un avión cuesta relativamente poco. Por último, la revolución de la información ofrece medios baratos de comunicación y de organización que permiten que grupos que antes estaban limitados a las jurisdicciones de las policías locales y nacionales se vuelvan globales. Se dice que Al Qaeda ha establecido una red en cincuenta países o más.

También ha habido cambios en la motivación y la organización de los grupos terroristas. Los terroristas de mediados del siglo XX tendían a tener objetivos políticos relativamente bien definidos, que frecuentemente resultaron perjudicados por los asesinatos masivos. Muchos estaban apoyados subrepticiamente por algunos gobiernos.