girl urban garden Tom Werner/Getty Images

Guía de una optimista para el cambio climático

WASHINGTON, DC – Durante un viaje reciente al trabajo, mientras mi coche avanzaba centímetro a centímetro en el tráfico atestado, vi una garza acechando los bancos de peces en el río Potomac. La majestuosa ave fue un oportuno recordatorio de que en la más improbable de las circunstancias es posible encontrar la belleza de la naturaleza. Y, sin embargo, incluso para optimistas como yo, resulta cada vez más difícil tener esperanzas sobre el futuro de nuestro planeta.

Las noticias ambientales sombrías no son nada nuevo, pero 2018 nos trajo un aluvión de ellas. Una de ellas dio a conocer que en las últimas cuatro décadas ha habido un declive del 60% de las poblaciones de vertebrados, y menos de un cuarto del suelo terrestre ha escapado de los efectos de la actividad humana. Para 2050, menos de un 10% del área terrestre del planeta no estará afectado por el cambio antropogénico.

Quizás lo más aleccionador fue un estudio del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés), que advirtió que el planeta no va en camino a cumplir las metas de emisiones necesarias para mantener el calentamiento global por debajo de los 1,5º Celsius sobre los niveles preindustriales, el umbral fijado por el acuerdo climático de París de 2015. Las consecuencias de esto se vuelven más extremas con cada fracción de grado incumplida.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/HVFmota/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.