Yellen and mnuchin Uwe Anspach/AFP/Getty Images

La verdad detrás de las cifras de inflación de Estados Unidos hoy

BERKELEY – En diciembre de 2015, la Reserva Federal de Estados Unidos se embarcó en un ciclo de ajuste monetario al aumentar el rango objetivo para la tasa nominal de corto plazo de los fondos federales en 25 puntos básicos (un cuarto de un punto porcentual). En aquel momento, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por su sigla en inglés) -el organismo de la Fed que fija la política monetaria- emitió un pronóstico mediano que predecía tres cosas.

Primero, el FOMC indicó que el incremento de la tasa de diciembre de 2015 sería el primero de cinco incrementos similares que haría en el transcurso del año subsiguiente, y el primero de nueve que tendrían lugar, digamos, para septiembre de 2017. Segundo, la tasa de los fondos federales llegaría a 2,25-2,5% en el lapso de tres meses después del incremento de diciembre de 2015. Y, tercero, la medida preferida de presión inflacionaria de la Fed -el índice de precios del gasto en consumo personal (PCE por su sigla en inglés)- estaría en 1,9% por año a esta altura.

Dicho todo esto, el pronóstico del FOMC no pudo concretarse. Si la Fed en verdad aumenta las tasas de interés este mes, habría llevado a cabo sólo cuatro de las nueve alzas de tasas anticipadas. Es más, creía que harían falta nueve alzas de tasas antes del fin del verano (boreal) para mantener la inflación por debajo de su meta de 2% anual. Pero se espera que la inflación aumente a una tasa anual de apenas el 1,5% para el resto de este año, y el año próximo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/dXXn2tG/es;