birdsall7_ Guillermo LegariaGetty Images_poverty Guillermo Legaria/Getty Images

La maldición de la caída de las expectativas

WASHINGTON DC – Hasta que llegó la COVID-19 mucha gente en los países en vías de desarrollo era optimista en cuanto a su futuro. En general, los países en desarrollo se habían recuperado rápidamente de la Gran recesión de 2009-10 y muchos —especialmente en África y América Latina— disfrutaban los beneficios de la creciente demanda china de petróleo, minerales y materias primas agrícolas. Las expectativas iban en alza.

No así en EE. UU., donde los beneficios del crecimiento económico desde la década de 1980 fueron canalizados hacia quienes ya eran ricos, y la clase media y los pobres quedaron cada vez más rezagados. Muchos analistas atribuyen el ascenso de la derecha populista y la elección del presidente Donald Trump en 2016 a esas tendencias. Con la reducción de la clase media, una creciente cohorte de blancos de clase trabajadora ha caído en la desesperación. Muchos están enojados y frustrados por la pérdida de empleos generada por la globalización, la desatención del gobierno frente a la epidemia del uso de opioides, la falta de presupuesto para los programas sociales y hasta por el propio capitalismo ansioso de beneficios. (La interesante excepción al malestar en la clase media se da entre los negros e hispanos, cuyo optimismo sobre el futuro aumentó debido a que se está reduciendo la brecha que tienen con los blancos de clase trabajadora).

El fin de las expectativas en aumento en Estados Unidos ocurrió paulatinamente durante varias décadas a partir del boom de posguerra, durante las cuales las instituciones políticas y las normas establecidas desde hacía mucho tiempo permitieron que el sistema democrático liberal estadounidense mantuviera una relativa capacidad de recuperación, pero en el último siglo, comenzaron a decaer la cohesión social (al menos entre los blancos) y la sensación compartida de avance moral, dejando al cuerpo político cada vez más vulnerable a la atracción del populismo iliberal (y de cosas peores).

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/FULsDjges