pistor20_ Chip SomodevillaGetty Images_zuck buck Chip Somodevilla/Getty Images

Cómo no lanzar una moneda digital

NUEVA YORK – En junio de 2019, Facebook hizo un anuncio osado: en el lapso de un año, lanzaría una nueva moneda global, Libra. La idea era ofrecer una alternativa a las monedas nacionales en transacciones transfronterizas y ofrecer una red de pago para miles de millones de personas no bancarizadas. Libra, una pieza estrictamente digital, iba a ser emitida por una asociación en Suiza y respaldada por una canasta de monedas nacionales, lo que implicaba que sus creadores buscaban independencia de los poderes soberanos.

Pero Facebook pronto bajó sus expectativas. Libra desde entonces ha sido rebautizada Diem y la entidad emisora se ha trasladado de Suiza a Estados Unidos, donde ha formado una alianza con Silvergate Bank para emitir una moneda que cumpla con las regulaciones bancarias de Estados Unidos. Un proyecto que comenzó tomando el nombre de una moneda romana y recubriéndose de la imagen del César Augusto ha terminado siendo parte de una plataforma de servicios financieros online basada en un predio de oficinas corporativas en La Jolla.

El rápido ascenso y caída de Libra es un caso testigo de un intento prematuro y mal diseñado de desafiar a los poderes existentes. Entre otras cosas, su destino resalta la importancia crítica de construir coaliciones que quieran y puedan jugar a la ofensiva y a la defensiva al mismo tiempo contra los adversarios.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/YuQaRT7es