radsch4_Scott OlsonGetty Images_trump ban Scott Olson/Getty Images

Facebook debe vetar a más líderes mundiales

WASHINGTON, DC – He sido una defensora profesional de la libertad de expresión por más de una década. Por eso apoyo la reciente decisión del consejo asesor de contenido de Facebook de mantener la suspensión de la cuenta del expresidente Donald Trump en la plataforma y el nuevo protocolo de Facebook que le permite excluir a figuras públicas por hasta dos años en tiempos de agitación civil. Pero considero que no es suficiente.

Trump usó su púlpito de matón en las redes sociales para atacar y hostigar a organizaciones de prensa, adversarios políticos y exaliados. Lo usó para sembrar dudas sobre la elección presidencial de 2020, y una proporción importante de los estadounidenses sigue dudando del resultado, a pesar de la total ausencia de pruebas de irregularidades generalizadas o fraude. Y lo usó para perpetuar la desinformación durante la pandemia de COVID‑19.

Es decir, con ayuda de las redes sociales, Trump atentó contra las normas e instituciones en las que se basa el funcionamiento del sistema de gobierno representativo, y aumentó la cantidad de muertes por coronavirus en Estados Unidos. Y usó las redes sociales para prácticas de hostigamiento y discurso de odio que están explícitamente prohibidas por las normas de esas plataformas.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/uIyCRt3es