pisaniferry134_Ronald Wittek - PoolGetty Images_ecb policy lagarde Ronald Wittek - Pool/Getty Images

El manual de políticas inusual de la eurozona

PARÍS – La situación económica en Europa es verdaderamente desconcertante. La inflación anual en la eurozona ha alcanzado un pico récord de 7,4%. Sin embargo, los bancos siguen prestándose mutuamente a tasas negativas. En abril, la inflación interanual en Estonia estaba cerquísima del 20%, pero era sólo del 5,4% en Malta. La deuda pública como porcentaje del PIB está a niveles sin precedentes, pero los rendimientos de los bonos alemanes se mantienen significativamente por debajo de su promedio de largo plazo, y los diferenciales, aunque en aumento, todavía están contenidos. En todo el continente, los principales indicadores económicos están transmitiendo mensajes confusos.

La repentina transición de un entorno deflacionario a uno inflacionario encontró a los gobiernos y a los banqueros centrales con la guardia baja. Los mismos responsables de las políticas que en septiembre advertían que la deflación era cuando menos tan amenazadora como la inflación ahora dicen que hemos ingresado en una era de inflación estructural.

El Banco Central Europeo habla de “normalización”, como si repetir ese mantra pudiera transmitir alguna sensación de control, atemperar las expectativas de inflación y calmar a los mercados financieros. Pero poco es normal.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/GSE3y9Ues