gros130_shulzGettyImages_graphcoineuro shulz/Getty Images

¿Mirarán los funcionarios de la eurozona a largo plazo?

BRUSELAS – El comienzo de un nuevo año, y el inicio de una nueva década, es buen momento para una reflexión a más largo plazo sobre la política económica. En la década de 2010, dominada por las consecuencias de una crisis financiera extraordinaria, un fuerte estímulo monetario y fiscal estaba claramente justificado. De hecho, hoy en general se coincide en que la aplicación por casi todos los gobiernos de grandes expansiones fiscales seguidas de políticas monetarias no convencionales fue esencial para evitar que la Gran Recesión se convirtiera en una repetición de la Gran Depresión de los años treinta.

Pero ahora que la crisis está superada, la pregunta, para los funcionarios de la eurozona en particular, es si esas medidas de emergencia deben continuarse durante la nueva década y, en caso afirmativo, qué efectos a largo plazo pueden esperarse. Y en esto chocamos enseguida con los límites del conocimiento económico.

Tanto la teoría económica cuanto un abundante corpus empírico indican que un estímulo fiscal genera más demanda y empleo en el corto plazo, especialmente en momentos de crisis financiera.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/Tr9IcIses