euro banknotes Jim Dyson/Getty Images

La inminente crisis de la economía de la eurozona

MILÁN – La elección del Parlamento Europeo el próximo mes de mayo probablemente esté acechada por los demonios internos de Europa, desde el enfrentamiento con el gobierno populista de Italia por su presupuesto hasta el frente xenófobo que se ha formado en los países de Visegrado. La crisis de los partidos centristas tradicionales, que han sido esenciales a la hora de construir y mantener consenso en la Unión Europea –aunque hayan luchado por implementar reformas necesarias-, también dista mucho de estar resuelta. Pero si, tal como sugieren los indicadores actuales, Europa enfrenta una desaceleración económica, el discurso preelectoral podría cambiar significativamente.

Hasta hace pocos meses, el discurso prevaleciente era que la crisis económica había terminado, inclusive para los países más afectados de la periferia de la eurozona. Como consecuencia de ello, los europeos habían virado su atención a otras cuestiones, como los refugiados y la seguridad, que amenazaban la estabilidad política y erosionaban el consenso para el proyecto europeo.

Pero el crecimiento del PIB en la eurozona se ha venido desacelerando desde su pico en el tercer y cuarto trimestre de 2017. El persistente debilitamiento de la economía de la eurozona –inclusive en Alemania, el PIB se contrajo en el tercer trimestre de 2018- no es un buen presagio para la UE, que podría estar enfrentando crisis políticas y económicas mellizas.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/UHonbuwes