20

Europa: democracia o fracaso

BERLÍN – “¡Europa se democratizará o se desintegrará!”. Esta máxima no es solo una frase pegadiza del manifiesto del Movimiento Democracia en Europa (DiEM25), de cuyo lanzamiento en Berlín participé. Es un hecho simple, aunque poco reconocido.

Que Europa se está desintegrando es innegable. Dondequiera que uno mire, ve surgir nuevas divisiones: a lo largo de las fronteras, dentro de nuestras sociedades y economías, y en las mentes de los ciudadanos europeos.

La pérdida de integridad de Europa se hizo dolorosamente evidente en la etapa más reciente de la crisis de los refugiados. Los líderes europeos pidieron al presidente turco Recep Tayyip Erdoğan que abra las fronteras de su país a los refugiados que huyen de la ciudad siria de Alepo, devastada por la guerra; pero al mismo tiempo, criticaron a Grecia por permitir la entrada de esos mismos refugiados en territorio “europeo”, y llegaron a amenazar con levantar vallas a lo largo de la frontera entre Grecia y el resto de Europa.

Una desintegración parecida puede verse en el ámbito de las finanzas. Si una ciudadana estadounidense se gana la lotería, le dará lo mismo que el premio se deposite en un banco con domicilio en Nevada o en Nueva York. Pero en la eurozona es distinto. La misma suma de euros tendrá diferentes valores “esperados” en una cuenta bancaria portuguesa, italiana, griega, holandesa o alemana, porque los bancos de los países más débiles dependen de rescates de gobiernos con problemas fiscales. Esto es un signo claro de desintegración de la moneda común.