Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

pisaniferry105_Pict Rider Getty Images_greenEUflagplant Pict Rider/Getty Images

La nueva identidad verde de Europa

PARÍS – Las banderas de la mayoría de los países son multicolores. Pero junto con China y su enseña roja, la Unión Europea de la bandera azul es una de las pocas entidades monocromáticas. O lo era, al parecer, ya que el nuevo proyecto que define a la UE la pinta de verde. En una reunión que tuvo lugar a mediados de diciembre, los líderes de todos los países del bloque menos uno (Polonia, no el Reino Unido) adoptaron oficialmente la meta de llegar a la neutralidad climática (emisión neta nula de gases de efecto invernadero) en 2050.

Pero la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen no se conforma con eso: planea introducir en marzo una nueva ley para que todas las políticas europeas apunten al objetivo de neutralidad climática. Quiere que los estados miembros acuerden a mediados del año entrante reducir las emisiones más o menos 40% entre 2017 y 2030. También propone asignar la mitad de la financiación del Banco Europeo de Inversiones y la cuarta parte del presupuesto de la UE a objetivos relacionados con el clima, y destinar 100 000 millones de euros (111 000 millones de dólares) a ayudar a las regiones y los sectores más afectados por la descarbonización. Y para los países extracomunitarios que no colaboren, von der Leyen propone aplicar un arancel al carbono.

Es normal que la adopción de planes ambiciosos para un futuro distante genere escepticismo. Para gobernantes que deben buscar la reelección cada cuatro o cinco años, un objetivo para 2050 poco tiene de vinculante. Es de prever que habrá lucha: los estados miembros productores de combustibles fósiles, los sectores con alto uso de energía, las industrias supeditadas al comercio internacional y las familias dependientes del auto se opondrán intensamente. Pero la UE ya invirtió tanto capital político en la transición verde que no cumplir provocaría un gran perjuicio a su legitimidad. El Pacto Verde no es uno más entre muchos proyectos europeos: es la nueva misión que define a la Unión.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/jTdLq00es;

Edit Newsletter Preferences