reichlin18_Wilfried Krecichwost_euro sign Wilfried Krecichwost/Getty Images

Una agenda para la revisión de estrategia del BCE

LONDRES – Con el reciente anuncio de la muy demorada revisión de estrategia del Banco Central Europeo, su nueva presidenta Christine Lagarde ha generado grandes expectativas. El resultado de la revisión será la primera señal importante respecto de cómo pretende guiar a la institución, y de cuál puede ser la respuesta probable del BCE a la persistencia de bajos niveles de inflación en la eurozona.

El mundo de hoy es muy diferente al de 2003 (cuando el BCE hizo su última revisión de estrategia) y la institución también atravesó profundos cambios desde la crisis financiera de 2008. Enfrentado a una recesión global y luego a la crisis de deuda de la eurozona en 2011‑2012, el BCE abandonó la estrategia tradicional de satisfacer la demanda de liquidez de los bancos en forma pasiva (su respuesta inicial a la crisis financiera), y en vez de eso, comenzó a hacer una gestión activa de su balance, con un doble objetivo de expansión monetaria y estabilización del sistema financiero.

Además, la institución amplió radicalmente su instrumental operativo. En 2014 introdujo tipos de interés negativos sobre los depósitos bancarios en los bancos centrales nacionales, y empezó a dar al mercado pistas de la política monetaria futura (forward guidance). Y desde 2015 ha venido comprando activos (la llamada flexibilización cuantitativa, o FC), lo que duplicó su balance respecto de 2008. Finalmente, el BCE asumió más responsabilidades de supervisión prudencial respecto de los bancos europeos, conforme al Mecanismo Único de Supervisión.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/dC7pprKes;