European Union flag

Europa marginada

MÚNICH – El orden internacional liberal, fundamental en la estabilización del mundo al final de la Guerra Fría, está en peligro. El revanchismo ruso, el caos de Oriente Medio o el hervidero de tensiones en el Mar del Sur de China, no son sino síntomas de que el sistema comienza a fisurarse.

Son numerosos los vectores de esta desestabilización, desde el desplazamiento del epicentro económico global al Este, el debilitamiento de las instituciones formales, o la creciente desafección de los ciudadanos respecto de sus dirigentes que asola las sociedades occidentales. Sin perjuicio de ello, por encima de todo, la erosión del orden internacional liberal trae causa de dos procesos: el repliegue estadounidense del liderazgo global y la prolongada crisis europea.

Tras seis años liderando desde la retaguardia y estableciendo intrascendentes líneas rojas, desde EE.UU. llegan señales de una voluntad de retorno a la dirección de los asuntos globales, con el presidente Barack Obama buscando acuerdos flexibles e innovadores –diplomáticos y militares–.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/x0mWJBf/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.