La unión excesivamente compleja de Europa

PRINCETON – La Unión Europea actualmente enfrenta desafíos inclusive más severos que la crisis de deuda que amenazó con hundir a la eurozona a comienzos de esta década. Las tensiones entre norte-sur y este-oeste en Europa no han dejado de aumentar desde entonces, y hoy se ven agravadas por la creciente incertidumbre sobre el futuro del gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel. ¿Estas tensiones podrían terminar desgarrando a la UE?

Lógicamente, no existe ningún motivo por el que la UE hoy debería correr un riesgo de destrucción. No sólo se ha llegado finalmente a un acuerdo sostenible sobre la deuda griega, sino que la Agencia de la ONU para los Refugiados ha registrado apenas 42.213 refugiados en lo que va del año –una cifra que está muy lejos de los más de un millón de refugiados que llegaron a las fronteras de la EU en 2015.

Sin embargo, este año ha habido un pico de angustia en torno a la migración, que parece ser una reacción tardía no sólo ante el gigantesco influjo de refugiados hace tres años, sino también ante la sensación de inseguridad generada por la crisis financiera global de 2008. Los europeos están más preocupados por el futuro de lo que estaban hace diez años, sobre todo porque no están convencidos de que sus líderes políticos puedan responder de manera efectiva a los retos actuales.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/OglScoN/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.