El desafío universitario de Europa

Los sistemas universitarios de los EEUU y Europa Continental no podrían ser más diferentes. ¿Cuál funciona mejor? La respuesta es clara: Estados Unidos, sin lugar a dudas.

Las universidades europeas generalmente están basadas en tres principios poco afortunados:

  • los contribuyentes, en lugar de los estudiantes, pagan la educación universitaria;
  • las designaciones académicas están regidas por los contratos del sector público y los procedimientos universitarios a menudo están centralizados y casi siempre son inflexibles;
  • los salarios entre los profesores tienden a igualarse, así como la calidad de la enseñanza entre las universidades.

Este sistema es supuestamente más igualitario que el sistema estadounidense de educación superior, que muchos europeos menosprecian como elitista. En realidad, el sistema europeo por lo general produce menos investigación, peores estudiantes (especialmente a nivel de doctorados) y probablemente es menos igualitario que el de EEUU.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/Oxohe8b/es;