El atolladero de los créditos de alto riesgo en Europa

BRUSELAS – En 2007-2008 cuando todavía se llamaba crisis “de las hipotecas de alto riesgo” a la crisis financiera, los europeos se sentían superiores a los estadounidenses. Los banqueros europeos ciertamente sabían que no era conveniente dar créditos a las personas sin ingresos, sin empleo y sin activos. Sin embargo, actualmente los europeos no tienen mucho de qué jactarse. Sus líderes parecen no poder controlar la crisis de deuda de la eurozona.

Los bancos de España e Irlanda ven que sus clientes pierden sus empleos e ingresos a medida que la crisis de la construcción golpea las economías nacionales. Además, se puede argumentar que un crédito a los gobiernos de Grecia o Portugal no ofrece mucha más seguridad que los otorgados a las personas sin ingresos, sin empleo y sin activos. En efecto, dar créditos a los gobiernos y bancos de la periferia europea es el equivalente de los préstamos de alto riesgo de los Estados Unidos (que también se concentraron en unos pocos estados soleados).

Dadas las múltiples similitudes entre las características de las dos crisis, los líderes europeos podrían aprender mucho de la experiencia estadounidense.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Qp52ay5/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.