La minoría desperdiciada de Europa

BUDAPEST – Actualmente, millones de europeos sienten miedo y frustración al afrontar el desempleo, la pérdida de ahorros y pensiones, unas prestaciones sociales radicalmente reducidas y otras penalidades económicas. Sus temores están justificados, porque la crisis financiera actual está socavando la propia unión que se creó para curar las heridas de Europa al final de la segunda guerra mundial.

Pero, en medio del sufrimiento general, se ha pasado por alto a un grupo: los romaníes. Millones de romaníes, la minoría étnica mayor y más desfavorecida de Europa y que cuenta con una población como la de Grecia, están atrapados en la extrema pobreza y la ignorancia, agravadas por la discriminación generalizada. De hecho, según las conclusiones de la encuesta de la Unión Europea sobre las minorías y la discriminación de 2009, los romaníes padecen una discriminación más grave que ningún otro grupo étnico minoritario de Europa.

Las dificultades provocan actitudes agresivas, vengativas e intolerantes y los romaníes han pasado a ser los chivos expiatorios en esta crisis económica. De hecho, los ataques verbales contra los romaníes están ayudando a los partidos de extrema derecha a movilizarse y a los dirigentes nacionalistas a conseguir votos. Incluso algunos partidos políticos más centrados han recurrido a una retórica antirromaní que hace un decenio habría resultado inconcebible, pero los romaníes se han abstenido de responder con la misma moneda a la violencia, a veces letal, que se les inflige.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/oaZU5IJ/es;