La Nueva Coyuntura de Europa

COPENHAGUE: La gente de Belgrado ha traído a Europa hasta otro punto decisivo. Es posible que la sombra de una década de guerra en los Balcanes finalmente desaparezca. Ahora hace falta tener la mente clara, la visión clara y, lo más importante, la clara aprobación del público si es que Europa ha de tomar el siguiente paso. Con respecto a esto, es necesario alcanzar las conclusiones correctas acerca del "No" resultante del plebiscito llevado a cabo hace poco en Dinamarca para definir si se une o no al Euro.

Los daneses no son más antieuropeos que nadie. La xenofobia no es mayor en Dinamarca que en otros países de Europa. No fue sólo una blasfema alianza entre la extrema izquierda y la extrema derecha, como algunos mencioaron, lo que derrotó al Euro.

El "No" de Dinamarca debe tomarse como una advertencia a los líderes de Europa: deben ser mucho más cuidadosos cuando deciden empezar un diálogo abierto con el electorado acerca de temas europeos básicos, como el papel que tiene Europa en el proceso de paz de los Balcanes. De otra manera, es posible que se enfrenten a la triste sorpresa con la que se toparon sus colegas en Dinamarca, en donde 4 de 5 miembros del Parlamento dieron el "Sí" a una política apoyada sólo por el 47% de sus electores.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/f5ZaJOD/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.