0

El interés de Europa en cerrar Guantánamo

BRUSELAS – Durante años, la Unión Europea han reclamado públicamente el cierre del centro de detención de la Bahía de Guantánamo. Ahora que el presidente norteamericano, Barack Obama, ha tomado la decisión de hacerlo, la UE se muestra dispuesta a ofrecer respaldo político y práctico a Estados Unidos para ayudar a alcanzar ese objetivo.

Compartimos la aseveración del presidente Obama de que "Guantánamo se convirtió en un símbolo que ayudó a Al Qaeda a reclutar terroristas para su causa. De hecho, la existencia de Guantánamo probablemente creó más terroristas en todo el mundo de los que alguna vez detuvo". Nosotros en la UE creemos que compartimos el mismo interés de Estados Unidos de impedir la radicalización y el reclutamiento del terrorismo en todo el mundo.

La principal responsabilidad para cerrar Guantánamo y reubicar a los detenidos recae en Estados Unidos. Pero los europeos queremos ayudar a Estados Unidos a dar vuelta la página. Es por eso que los estados miembro de la UE ya han recibido a sus propios ciudadanos y ex residentes de Guantánamo. Es por eso que Francia recientemente recibió a un ex detenido argelino. Y es por eso que varios otros países de la UE hoy están considerando recibir a ex detenidos exonerados, pero que, por razones apremiantes, no pueden regresar a sus países de origen. Nosotros en la UE esperamos que Estados Unidos haga lo mismo; si es seguro liberar a estas personas en Europa, es seguro hacerlo en Estados Unidos.

En términos más generales, coincidimos con Obama en que "en el largo plazo… no podemos… mantenernos a salvo a menos que acudamos al poder de nuestros valores más fundamentales", y "defendamos nuestros valores más apreciados no sólo porque hacerlo es lo correcto, sino porque esto nos fortalece y nos mantiene a salvo". La experiencia de las democracias europeas confrontadas con una amenaza terrorista de larga data muestra que los derechos humanos y el estado de derecho son nuestros activos más valiosos. Es por eso que los terroristas quieren destruirlos.