0

La Alta Corte Europea se enfrenta al racismo

La Corte Europea de Derechos Humanos está escuchando los alegatos orales de dos de los casos más importantes de su historia. Como en Brown v. Board of Education , el caso que logró derrotar la segregación racial en Estados Unidos hace medio siglo, se está pidiendo a la Corte Europea que dé contenido al principio fundamental de la igualdad ante la ley. Las decisiones resultantes podrían fijar reglas básicas claras que orienten las políticas futuras hacia las cada vez más numerosas minorías étnicas y religiosas de Europa.

Los demandantes son miembros del mayor y más pobre grupo minoritario de Europa, los romá o gitanos, cuyos ancestros se cree que migraron desde la India hace varios siglos.

Un caso afecta a 18 niños romá de Ostrava, ciudad del noreste de la República Checa, que fueron puestos en escuelas “especiales” para quienes son considerados como deficientes mentales, y donde recibieron una educación de calidad notablemente inferior. Los niños argumentan que esas escuelas son una barrera para su avance social y económico. Muchos romá son enviados a escuelas especiales, incluso si no muestran signos de discapacidad mental. Pocos terminan la secundaria o llegan a la universidad. Como resultado, los índices de desempleo de los romá en la República Checa, como en gran parte de Europa, superan con mucho a los del resto de la población.

La evidencia presentada ante la Corte indica que, en algunas comunidades checas, los niños romá tienen 27 veces más probabilidades de ser enviados a escuelas especiales que aquellos que no pertenecen a esa minoría. Los demandantes sugieren que esto constituye segregación racial, mientras que el gobierno lo niega enfáticamente. La audiencia de la Corte ha sido fijada para el 1 de marzo.