La sobredosis de armonía de Europa

PRAGA – Uno de los pilares del mercado único de la Unión Europea es la armonización. A primera vista, la idea parece estar llena de sentido. Los sistemas de reglas armonizadas facilitan que el capital y el trabajo se desplacen en busca de su mejor uso.

Lamentablemente, con demasiada frecuencia el celo unificador de algunos eurófilos ha ido más allá de los límites de la razón económica e incluso del sentido común. Más unificación y armonización no conduce necesariamente a soluciones eficaces -o siquiera razonables- a los problemas de la UE.

El principal objetivo de las nuevas medidas normativas europeas en consideración (aparte de la llamada nueva normativa de Basilea III) es dar más estabilidad al sistema financiero. El efecto indirecto será reducir el tamaño del sector financiero -en términos absolutos y en relación con la economía- y obstaculizar su crecimiento futuro.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/InLUClv/es;