0

La lucha de Europa contra el terrorismo

Este mismo mes hace tres años, el terrorismo internacional dio un golpe en Europa. En ataques simultáneos con bombas en trenes en Madrid, los terroristas islamistas mataron a 191 personas e hirieron a más de 2.000. El mes pasado, los sospechosos fueron juzgados en un tribunal español.

Los extremistas violentos que dicen actuar en nombre del Islam perpetraron ataques en muchos países en todo el mundo, antes y después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Pero los ataques en Madrid –y en Londres en julio de 2005- demostraron que Europa es uno de sus principales blancos, lo que lleva a los gobiernos europeos a responder reforzando sus defensas, incluso a nivel de la Unión Europea.

En los últimos tres años, se fortalecieron los niveles de seguridad en los puertos y aeropuertos europeos, se empezaron a utilizar pasaportes biométricos y la financiación terrorista pasó a estar en la mira. Más de 2.000 sospechosos de terrorismo y otras formas delictivas importantes fueron arrestados y extraditados sobre la base de una Orden de Detención Europea.

De la misma manera, los servicios de seguridad e inteligencia europeos aunaron recursos en un centro común para el análisis de las amenazas, con sede en Bruselas. A través de Europol y Eurojust, las fuerzas policiales y las autoridades judiciales europeas intensificaron la cooperación, y los ministros en breve les brindarían acceso a bases de datos nacionales de ADN y huellas digitales a las agencias encargadas del orden público en otros países de la UE. Por primera vez, la investigación vinculada a la seguridad ocupa un lugar preponderante en el presupuesto de la UE, con 1.400 millones de euros destinados a este fin. La policía y las agencias de seguridad europeas impidieron muchos atentados terroristas.