0

Los deficientes pulmones de Europa

La enfermedad respiratoria es la más mortífera del mundo y va en aumento. Según la Organización Mundial de la Salud, 9,4 millones de los 50,5 millones de defunciones registradas en 1990 se debieron a las enfermedades respiratorias. En 2020, de los 68 millones de defunciones 11,9 millones se deberán a la enfermedad obstructiva pulmonar, la neumonía, el cáncer de pulmón o la tuberculosis.

Los resultados de Europa no son mucho mejores que los del resto del mundo. Las enfermedades respiratorias ocupan el segundo lugar (después de las cardiovasculares) en cuanto a mortalidad, incidencia, prevalencia y costos. En algunos países, como, por ejemplo, el Reino Unido, son ya la principal causa de muerte.

El Libro Blanco europeo sobre las enfermedades pulmonares , publicado en 2003 por la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias y la Fundación Europea de Enfermedades Pulmonares, presenta datos epidemiológicos correspondientes a toda la gama de enfermedades pulmonares recogidos por primera vez por todos los países europeos. Aporta un panorama detallado de la evolución de las enfermedades pulmonares en Europa, incluidos los datos sobre morbilidad, mortalidad y costos.

Hemos aprendido mucho con el Libro Blanco . Por ejemplo, las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón correspondientes a los hombres disminuyeron ligeramente entre 1960 y 1989 en algunos países europeos occidentales, como Noruega y Suiza, pero sigue aumentando en el caso de las mujeres en casi todos los países europeos. La prevalencia de la enfermedad obstructiva pulmonar, diagnosticada principalmente en fumadores y ex fumadores, oscila entre 2.000 por 100,000 habitantes y más de 10.000, con tasas de mortalidad que varían entre 25 y 75 por 100.000 habitantes.