La solución del cuatro por ciento para Europa

WASHINGTON, D.C. – Éste es un verano transcendental para Europa, porque tanto la zona del euro como la Unión Europea podrían estar en peligro de desintegrarse, pese a los importantes pasos dados hacia una unión bancaria y la recapitalización directa de los bancos españoles adoptada en la reunión celebrada en junio por los dirigentes de la zona del euro. Se está retrasando la aplicación de las reformas propuestas; en Alemania puede haber impugnaciones legales del Mecanismo Europeo de Estabilidad y los Países Bajos y Finlandia parecen estar dando marcha atrás sobre algunas partes del acuerdo.

Aun en la peor de las hipótesis, algún grado de cooperación intraeuropea sobrevivirá sin lugar a dudas, pero resulta difícil ver cómo podría sobrevivir la UE, tal como la conocemos, a incluso una desintegración parcial de la zona del euro.

Quienes sostienen que uno o más países de la periferia de la zona del euro deben tomarse unas “vacaciones” del euro subestiman las repercusiones económicas y políticas de semejante iniciativa. Si dos o tres países tuvieran que abandonarla, la sensación de fracaso, la pérdida de confianza y los daños infligidos a tantos perturbarían a toda la Unión.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/ofbIV3V/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.