0

Europa de vacaciones

Actualmente, el número promedio de horas trabajadas por persona entre los 15 y los 25 años de edad en Francia y Alemania es alrededor de un 50% menor que en los Estados Unidos. Otros países europeos (por ejemplo Italia y España) están en medio de esos dos polos. Aunque a algunos estadounidenses les gusta jactarse de su ética de trabajo superior, esa disparidad en las horas de trabajo entre EU y Europa no siempre ha existido. En efecto, hasta mediados de los setenta, el número de horas trabajadas a ambos lados del Atlántico era más o menos el mismo.

Sin embargo, de esa época en adelante, los estadounidenses siguieron trabajando aproximadamente el mismo número de horas, mientras que los europeos occidentales fueron trabajando cada vez menos. Si Europa occidental necesita una explicación de por qué su tasa de crecimiento se está retrasando con respecto a los EU, aquí está.

El número promedio de horas trabajadas por persona depende de varios factores:

  • el nivel de participación en la fuerza laboral;
  • el número de días de vacaciones de los trabajadores;
  • el número de horas trabajadas en una semana "normal", es decir, sin vacaciones.

Casi todas las diferencias entre los EU de un lado y Francia y Alemania del otro se deben a los primeros dos factores, cada uno con un peso similar. Así, la menor participación en el mercado laboral explica la mitad de la diferencia, y las vacaciones más largas, la otra mitad. La importancia de las vacaciones no debe sorprender a nadie que haya visto las ciudades europeas desiertas en agosto, los "puentes" vacacionales de tres semanas en abril y mayo en Francia e Italia, las "horas pico" que se viven todos los viernes a las 2 de la tarde en las ciudades alemanas y las abarrotadas pistas de esquí en febrero debido a las vacaciones escolares de invierno.