Europa como tarea

Para mí, como Primer Ministro de la República Checa, Europa tiene un significado que va mucho más allá de la geografía. Es sinónimo de un nuevo comienzo, una nueva esperanza y el gobierno de lo mejor que existe en todos nosotros. Es una expresión de prosperidad, progreso y justicia. Quizás estas palabras quizás suenen exageradas en oídos cínicos. Pero expresan claramente los cambios que Europa ha vivido en los últimos cincuenta años, cambios para bien que ahora todos los checos desean asegurar para si mismos, después de que por tanto tiempo se les negaran los frutos de la paz y prosperidad europeas.

A lo largo de su historia, Europa ha visto incontables conflictos violentos, en que han chocado pueblos y estados. A menudo, las tierras checas han sido el sangriento cruce de caminos de estas batallas. Los desastres de las dos guerras mundiales y el medio siglo de Guerra Fría hicieron que Europa abrazara la cooperación e integración para evitar otro conflicto suicida. Aquellos europeos visionarios que pusieron a Europa en el camino de la paz mediante la unificación merecen nuestro más sincero aprecio.

Para decirlo en pocas palabras, la idea de la integración europea transformó nuestro continente. El espacio económico abierto y el principio de solidaridad ayudaron a asegurar que los países menos desarrollados económicamente que se unieron a la Comunidad Económica Europa y, más tarde, a la Unión Europea, progresaran a un ritmo sorprendente, mejorando los niveles de vida de sus pueblos. De hecho, hoy en día las diferencias en los estándares de vida de Europa se están disipando en lugar de profundizarse, como había sido la norma histórica, a medida que en todo el continente mejora la calidad de vida.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/dwjEZHp/es;