Europa y el euro

PARÍS – Para cualquiera que viva en la eurozona compuesta por 16 Estados miembros, el prolongado éxito del euro es un asunto técnico y emocional. La mente y el corazón están implicados. Pienso que es axiomático que el euro sea vital para Europa y, en efecto, para la economía mundial.

En primer lugar, hay que recordar que la idea de Europa comenzó como un proyecto para garantizar la paz y la democracia entre los pueblos europeos. Cuando se introdujo la nueva moneda en 1999 –y aún más cuando los ciudadanos europeos tuvieron la primera oportunidad de usarla en enero de 2002- se vivió como la prueba más tangible y contundente de que la integración europea era una realidad. Como dice el eslogan, euros en su billetera, Europa en su bolsillo.

Veinte años después de elegir al Parlamento Europeo mediante sufragio universal en 1979, la introducción del euro marcó una extensión lógica del sueño europeo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/APUh3w0/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.