brexit NIKLAS HALLE'N/AFP/Getty Images

La UE necesita un punto final para el Brexit

PARÍS – Después de 31 meses de disputa entre el Reino Unido y la Unión Europea por el Brexit, la verdad es que ninguna de las partes sabe qué quiere.

Esta triste realidad se hace más evidente en el caso del Reino Unido, cuyo Partido Conservador en el poder ha estado consistentemente en guerra consigo mismo por el verdadero significado del referendo por el Brexit de junio de 2016. Después de una serie de reveses estratégicos y errores tácticos de la primera ministra Theresa May, la lucha entre los conservadores alcanzó un punto crítico a mediados de enero, cuando el Parlamento rechazó su acuerdo de salida negociada. Esto dejó claro que May no cuenta con respaldo dentro de su propio partido para un acuerdo realista con la UE.

Al mismo tiempo, una mayoría de miembros del Parlamento y votantes británicos se oponen a la salida “sin acuerdo” que defendían los euroescépticos conservadores de línea dura. Ese escenario colocaría al Reino Unido en una situación de incumplimiento de compromisos internacionales legalmente vinculantes, pondría en peligro el acuerdo de 1998 que puso fin al violento conflicto sectario en Irlanda del Norte y resultaría en costos económicos y pérdidas de empleos inmediatos. En un momento en que el presidente norteamericano, Donald Trump, está acelerando el deceso del orden global de posguerra, sorprende francamente que los defensores del Brexit todavía crean en la fantasía de una Gran Bretaña global, próspera y comercialmente libre. Sin embargo, aquí estamos.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/P62eIXMes