14

La inmigración más allá de la crisis

MADRID – Desde hace siete años, Europa no sale del "modo crisis".De Ucrania a Grecia el continente va apagando fuegos, con la consiguienteretahíla de cumbres, declaraciones, y acciones para salir del paso. La crisismigratoria, que no tiene visos de encauzarse en un futuro próximo, requiere ahorala atención de la Unión Europea. Una respuesta eficaz no puede mantenerse en laemergencia, y Europa debe afrontar la extensión del reto y definir objetivos.

Es indiscutible que la cuestión migratoria merece la atención dela Unión. El crecimiento exponencial de los flujos migratorios continúabatiendo records de mes en mes, de una frontera a otra. Al tiempo, se diluye laya de por si borrosa línea que separa a los solicitantes de asilo de los refugiados,los desplazados y los inmigrantes puramente económicos.

Asimismo, las terribles condiciones que asolan el viaje cualificanla gravedad de la crisis humanitaria, desde los ahogados en el mediterráneo alreciente descubrimiento de 70 cuerpos en descomposición en un camión abandonadoen Austria. Mientras, se cuentan por millares los que languidecen en campamentosimprovisados con poca o ninguna ayuda.

A ello se añade un flujo constante de imágenes de violencia, incendiosprovocados en albergues para refugiados en Alemania, o la brutalidad policial enMacedonia, con el puerto de Calais erigido en símbolo de quienes buscan desesperadamenteabrirse paso en camiones y trenes.