Skip to main content

La soberanía mágica

MADRID – La Unión Europea es un experimento político que ha llevado la integración democrática a niveles desconocidos en la historia. Sin imposiciones militares, basado en la libre voluntad de sus miembros, la UE se sitúa en la vanguardia de la innovación institucional. Por eso, desde esa perspectiva, no tiene sentido que unos –necesitados de ayuda financiera– actúen de manera unilateral aduciendo su condición de ‘soberanos’ y otros funcionen como simples acreedores ignorando el sufrimiento social que ha provocado la crisis. Hay que mover el marco del debate público europeo. Es urgente asentar un paradigma de cooperación leal entre socios y amigos, no entre rivales cuyas posiciones parecen irreconciliables.

El proceso de integración europeo ha sido, en lo fundamental, armonioso, ordenado y justo. Ahora, sin embargo, la larga crisis económica ha puesto en jaque los cimientos más profundos de nuestra unión. Hasta ahora, y gracias a fondos como los de cohesión, los países comparativamente menos ricos han recibido gran cantidad de recursos económicos que han mejorado su renta per cápita. La crisis ha cambiado las condiciones. La pertenencia a la UE se percibe como costosa por gran parte de esas sociedades.

Es por ello que la demanda de ‘soberanía nacional’ retorna con fuerza al debate público europeo. La victoria electoral de Syriza en Grecia y el auge de diferentes partidos de todo signo político en el resto de Estados Miembros lo pone de manifiesto. Todos ellos hablan de soberanía nacional frente a los llamados poderes exteriores, conformando un eje político transversal con un gran componente nacionalista. Es lo único que puede explicar la coalición de gobierno en Atenas.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/5heGPfg/es;
  1. solana109_robert wallisCorbis via Getty Images_manhittingberlinwall Robert Wallis/Corbis via Getty Images

    The Partial Triumph of 1989

    Javier Solana

    The fall of the Berlin Wall in November 1989 marked the end not of a historical chapter, but of a paragraph. Although capitalism currently has no rival, it has proven its compatibility with illiberal forces.

    0
  2. sachs315_Pablo Rojas MadariagaNurPhoto via Getty Images_chileprotestmanbulletface Pablo Rojas Madariaga/NurPhoto via Getty Images

    Why Rich Cities Rebel

    Jeffrey D. Sachs

    Having lost touch with public sentiment, officials in Paris, Hong Kong, and Santiago failed to anticipate that a seemingly modest policy action (a fuel-tax increase, an extradition bill, and higher metro prices, respectively) would trigger a massive social explosion.

    1

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions