1

El dólar prevalece

ITHACA – Prácticamente cada semana hay noticias sobre el ascenso de la divisa china, el renminbi. Sin embargo, China tiene mucho por hacer para que su moneda pueda rivalizar –y ya no se diga, desplazar – al dólar estadounidense como la divisa dominante de reserva mundial.

Sin duda, China ya tiene un papel significativo en las finanzas y comercio internacionales, y los principales centros financieros como Londres y Frankfurt se ven dispuestos a hacernegocios en renminbi. Las especulaciones recientes de que la economía china puede estar pronto al mismo nivel que la de los Estados Unidos alentó más el interés, lo que provocó que muchos pensaran –triste o alegremente- que en poco tiempo el renminbi dominaría.

Asimismo, las autoridades chinas han lanzado una serie de reformas destinadas a abrir la economía y orientarla más al mercado, y han anunciado planes para liberalizar los tipos de interés y las tasas de cambio y continuar con la flexibilización de restricciones sobre los flujos transfronterizos de capital. Todo esto fortalecerá el reclamo de dar al renminbi estatus de divisa de reserva.

Sin embargo, en China están perdiendo de vista un ingrediente vital: la confianza del mundo. Para lograr que su moneda domine, China necesita algo más que poder económico y militar; requiere de un conjunto más extenso y creíble de instituciones políticas y públicas. Y es aquí donde los Estados Unidos exceden –por lo menos en términos relativos.