0

La revolución económica de Erdoğan

ESTAMBUL – Desde 2002, el Partido Justicia y Desarrollo (AKP) ha gobernado Turquía con un éxito destacable en términos económicos. De hecho, su desempeño es prácticamente único en la historia moderna de Turquía, y sólo comparable con el régimen del Partido Democrático (PD), que llegó al poder en los años 1950, en el inicio de una democracia parlamentaria multipartidaria en Turquía, y que gobernó el país durante una década.

La era del régimen del PD está arraigada en la conciencia pública de Turquía como una época de crecimiento extraordinario y libertades en expansión. Con el mandato que recibió en las elecciones del 12 de junio, y casi 42 años después de que el PD fuera derrocado por una junta militar, el AKP surgió para establecer nuevos puntos de referencia en el desarrollo de Turquía.

De hecho, a diferencia del líder del PD, Adnan Menderes, que fue brutalmente ejecutado tras una farsa de juicio militar, Recep Tayyip Erdoğan del AKP, que ahora comenzará su tercer mandato como primer ministro, parece haber asegurado el control político democrático del ejército y la burocracia de Turquía. La capacidad de ambas instituciones para desafiar los resultados electorales parece haber llegado a su fin.

La última transformación de Turquía comenzó con la seria agitación económica, política y social de 2001, que el entonces primer ministro Bülent Ecevit llamó una "crisis del estado turco". Ese año marcó el último aliento del régimen autoritario/burocrático que surgió a comienzos de los años 1920, y que se había quedado tan aislado de la población al punto de que su legitimidad se había evaporado.