Sharia law, refugee camp in Pakistan Veronique de Viguerie/Getty Images

Poner fin a la violencia religiosa en Medio Oriente

FEZ – La escalada de radicalismo, violencia y guerras civiles en Medio Oriente desde el comienzo de las revueltas de la “Primavera Árabe” en 2010 se ha cobrado un precio altísimo en vidas y bienestar humanos. Hoy es más urgente que nunca construir estados eficaces que puedan sostener la paz, proveer a sus ciudadanos más oportunidades y prosperidad, y proteger los derechos humanos.

La violencia que se desató en los últimos años ya provocó la muerte de más de 180 000 iraquíes y 470 000 sirios. Además, 6,5 millones de sirios son desplazados internos, y otros 4,8 millones tuvieron que huir del país. Muchos sufrieron torturas en prisiones y humillaciones en campos de refugiados. Se calcula que entre el 70% y el 80% de las víctimas son civiles, en su mayoría mujeres y niños.

Según el Centro Sirio de Investigación de Políticas, la mitad de los refugiados y desplazados internos son menores de 18 años. Esto repercutirá seriamente en sus perspectivas futuras. UNICEF informa que 2,1 millones de niños en Siria y 700 000 niños sirios refugiados no van a la escuela. En Jordania, hay 80 000 niños refugiados sin acceso a educación.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/oczSpgz/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.