Fish in a bucket.

Acabar con la pesca delictiva

LONDRES – El pescado es con mucha diferencia el bien de consumo más vendido a escala mundial y alimenta a miles de millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, ese sector padece lamentablemente una pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, que socava las medidas de conservación y perjudica a los pescadores honrados y a las empresas que cumplen con las normas. Ya es hora de abordar ese problema.

La pesca delictiva representa una quinta parte de las capturas en los océanos de todo el mundo y, si bien ha habido señales alentadoras de reforma de la pesca a escala industrial en algunos países, el problema sigue estando generalizado, disuadiendo a otros de seguir su ejemplo e impidiendo la reforma de la pesca en pequeña escala, que suministra alimento y medios de vida a millones de familias.

Existen normas, pero deberían ser más claras y concretas, se debería imponer su cumplimiento y su aplicación debería ser transfronteriza. De lo contrario, los participantes sin escrúpulos en dicho sector seguirán aprovechándose de la falta de reglamentación y supervisión, con graves consecuencias para quienes dependen de la pesca costera para su subsistencia y sus medios de vida.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/N2uPuDx/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.