harvard admissions building Glen Cooper/Getty Images

Eligiendo a los mejores estudiantes

PRINCETON – En diferentes países y por diferentes razones, las políticas de admisión a la universidad son blanco de ataque. En una corte de Boston, el 15 de octubre, un juez comenzará a oír una demanda legal que sostiene que el proceso de admisión de Harvard discrimina a los norteamericanos de origen asiático. En el Reino Unido, el miembro del Parlamento David Lammy describió a Oxford y a Cambridge como “feudos de privilegio arraigado” por los muchos estudiantes que admiten provenientes de escuelas privadas. En Japón, la Universidad Médica de Tokio se ha disculpado por manipular los resultados del examen de ingreso de las postulantes femeninas de manera de limitar la proporción de mujeres admitidas a un 30%.

Analicemos estas controversias de a una por vez. Desde hace mucho tiempo es evidente que la proporción de norteamericanos de origen asiático admitidos en las principales universidades privadas de Estados Unidos es significativamente menor que en las principales universidades públicas, donde la consideración de raza está prohibida. En 2013, por ejemplo, la inscripción de norteamericanos de origen asiático fue del 14-18% en Harvard, Yale, Princeton, Brown, Cornell y Columbia. En los dos principales campus de la Universidad de California, Los Ángeles y Berkeley, el rango fue de 32-35%. La discrepancia, sin embargo, no se puede explicar del todo por la demografía de California, porque en Stanford, la principal universidad privada de California, la inscripción de norteamericanos de origen asiático -un 23%- es aún mucho menor que en las principales instituciones estatales de California. (Por el contrario, de aquellos inscriptos en el Instituto de Tecnología de California, una institución privada, 43% fueron norteamericanos de origen asiático).

Si bien Harvard, Stanford, Yale, Princeton, Brown, Cornell y Columbia son universidades privadas, cada una recibe millones de dólares en fondos públicos, lo que conlleva requerimientos que prohíben una discriminación racial “ilegal”. Students for Fair Admissions, la organización que está demandando a Harvard, ha presentado ante la corte un documento que muestra que un estudio realizado por la propia Oficina de Investigación Institucional de Harvard determinó que en 2013 los asiático-norteamericanos tenían menos probabilidades de ser admitidos que estudiantes blancos con un desempeño comparable en todos los aspectos excepto una calificación “personal” subjetiva. Si la admisión hubiera estado basada exclusivamente en el desempeño académico, el porcentaje de admisión de Harvard habría sido de un 43% de norteamericanos de origen asiático. En cambio, fue del 19%.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/xOLRbt3/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.