Einstein, el realista

OXFORD – Hace poco se descubrió que la expansión del universo se está acelerando, en vez de disminuir, como se pensaba antes. La luz proveniente de distantes estrellas en explosión reveló que una fuerza desconocida (apodada «energía oscura») sobrepasa con creces a la gravedad en términos cosmológicos

Inesperada para los investigadores, una fuerza tal había sin embargo sido anticipada en 1915 por una modificación que Albert Einstein propuso para su propia teoría de la gravedad, la teoría general de la relatividad. Pero luego desechó la modificación, conocida como la «constante cosmológica», considerándola la «mayor metida de pata» de su vida.

Así que los titulares proclaman: «Einstein tenía razón después de todo», como si los científicos debieran compararse como uno lo haría con los clarividentes: ¿Quién se diferencia del rebaño por conocer lo incognoscible, como los resultados de experimentos que aún estar por ser inventados (ni que hablar de su implementación)? ¿Quién, en retrospectiva, ha profetizado correctamente?

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/FJYrkuB/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.