0

El nuevo viejo gobierno de Egipto

EL CAIRO - El primer presidente de Egipto elegido libremente, Mohamed Morsi de la Hermandad Musulmana, nombró a su primer gabinete y ¿adivinen qué? Está lleno de funcionarios del antiguo régimen.

El gobierno de Morsi claramente refleja el equilibrio de poder entre el presidente y el Consejo  Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA). Pero también refleja la estrategia de los Hermanos Musulmanes de alterar ese equilibrio.

El nuevo primer ministro, Hisham Qandil, eligió treinta y cinco ministros, siete de los cuales (incluyendo Qandil) fueron ministros en el gobierno anterior elegido por el CSFA. Cinco ministerios -Información, Educación Superior, Juventud, Trabajo y Vivienda- fueron adjudicados al Partido Libertad y Justicia (PLJ) de los Hermanos Musulmanes. Otras figuras pro-revolucionarias se aseguraron también varias carteras en el gabinete: Educación, Asuntos Legales y Parlamentarios, Industria y Comercio Exterior y, más importante que todos, el Ministerio de justicia.

Los ministerios de "poder" -Interior y Defensa- quedaron bajo el control de figuras asociadas al régimen anterior. El mariscal de campo (y líder del CSFA) Hussein Tantawy conservó su puesto como ministro de Defensa, y el general Ahmed Gamal al-Din fue nombrado para dirigir el Ministerio del Interior, cuyo comportamiento brutal desató la revolución.