0

Economizar la vida y la muerte

¿Se ha sentado alguna vez el lector junto al lecho mortuorio de una vida estadística? Las "vidas estadísticas" son lo que los políticos salvan o dejan morir o matan, cuando deciden las asignaciones de recursos para la atención de salud.

El de la atención de salud no es el único sector en el que las decisiones políticas son asuntos de vida o muerte. Muchas políticas –los programas medioambientales para reducir la contaminación atmosférica, las medidas educativas para difundir los efectos perjudiciales del tabaco, las medidas de ordenación del tráfico que reducen el riesgo de accidentes automovilísticos– salvan vidas… y omiten otras que se habrían salvado, si se hubiera gastado el dinero de otro modo.

Por eso, si el lector se ha sentado alguna vez junto al lecho mortuorio de alguien, la respuesta puede ser perfectamente que sí: se ha sentado junto al lecho mortuorio de una vida estadística.

Aun así, decimos que John murió de cáncer, no que muriera de la decisión política de dejar de pagar la detección de casos de cáncer. Decimos que Mary murió en un accidente automovilístico, no que fuese una víctima de la legislación relativa al tráfico por carretera. En una palabra, no solemos reconocer las decisiones políticas como causas de muertes individuales.